• El arte, la gloria, la libertad se marchitan, pero la naturaleza siempre permanece bella. Lord Byron
  • La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia. Sócrates
  • La belleza de las cosas existe en el espíritu del que las contempla. David Hume
  • De las nubes más negras, cae agua limpia y fecunda. Proverbio chino

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Sierra de Peñalara

(Foto: Picón de Lara) (más fotos)

Partimos desde Cubillejo y ascendemos por una cuesta muy suave llegando a su cima dónde en su momento existieron unos castros. Aún se puede apreciar lo que pudiera ser la entrada al recinto.
Nuestra meta era el Picón de Lara.
De gran importancia para la historia ya que en él nació Fernán González, primer conde de Castilla. Sólo quedan cuatro piedras de una torre que recuerdan su pasado.
Después de comer abrigados junto a su pared, descendemos camino de Quintanilla de las Viñas y nos paramos a contemplar la belleza de una pequeña iglesia visigótica del S.VII de la que sólo se conserva la cabecera y parte del crucero. Está cerrada en esta época del año.
Continuamos en dirección a Cubillejo, pero antes hacemos un alto para ver el monumento funerario que, protegido por un cristal, está en muy buen estado de conservación.
Ya de vuelta a casa, paramos el coche para ver el dolmen de Cubillejo. Sepulcro megalítico con corredor.
Hoy teníamos ganas de acabar la ruta; el frío y el viento que nos acompañó todo el día hizo que se convirtiera en un día bastante desagradable. ( -2º fue nuestra temperatura más alta).

2 comentarios:

jallite dijo...

Aqui tambien hace frio, tenemos 26 grados centigrados.Dime el significado de Castros...No está en el RAE

Esperanza dijo...

Castro es un poblado fortificado que comenzó a habitarse desde el s.IV adC y que en algunos lugares llegó hasta la Edad Media. En él solía refugiarse el pueblo en caso de indicentes.
Si te fijas en la foto que he colgado observarás la altura desde dónde la tomé, pues el castro queda a mi espalda aún más arriba, en un emplazamiento fenomenal para observar al enemigo.
Este tipo de construcción se puede encontrar en muchos lugares del noroeste de la Península. Cuando visité Galicia, vi un par de ellos pero en buen estado de conservación.